martes, 13 de marzo de 2012

Abriendo boca


Normalmente se habría quedado mirándole hasta que desapareciera por el horizonte, o en su defecto girase alguna esquina pero esta vez fue diferente, fue indiferente. Su mirada superó su altura, se encontró con el azul, el blanco, con algodón, con luz, se encontró cegada y riéndose de la situación. Se encontró encontrándose a si misma.

2 comentarios:

  1. Hola, concisas y precisas letras desnudan a golpe de talento la germinal belleza de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos numantinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Espero coger ritmo, pero mi inspiración no está por la labor. Intentaré pasarme por tu blog.

      Besos.

      Eliminar